Posteado por: vinadas1 | 13/10/2010

La historia del hombre que vivió eternamente a la sombra

Hay que ser un grande para aguantar muchos años a la sombra de las estrellas, haciéndoles brillar sin que tu cara no aparezca en los medios menos en fotos de grupo, siendo admirado en tu tierra y por cuatro fans, aguantando fielmente a la sombra de uno de los más grandes sin levantar una palabra, alcanzando la máxima confianza en uno de los hombres más mediáticos del mundo, atendiendo a todos y cada uno de sus seguidores en las carreras, firmando miles de autógrafos y posando para infinitos flashes; en fin, ser, durante muchos años, el mejor gregario del mundo.

Este hombre tiene nombre y apellidos, bueno, mote y apellido, Chechu Rubiera, y también tiene patria, Asturias; y reconocimiento, el de Lance Armstrong, Levi Leipheimer y todos aquellos que corrieron con él, tiene valores que no tienen precio: lealtad, fidelidad, amistad…

16 largos años duró su carrera, en los que fue partícipe de 7 Tours de un texano que tuvo un sueño, 16 años de los que se recordarçan un par de victorias parciales en el Giro y un par de Narancos, pero poco más; 16 años que cambiaron la vida de un gijonés que llegó al mundo del ciclismo sin nombre y salió hecho todo un caballero homenajeado por los más grandes. 16 años en los que logró que todos los ciclistas de su tierra vieron en él un ejemplo a seguir. 16 años en los que se ganó el cariño de toda Asturias. 16 años en los que hizo cientos de amigos en el pelotón. 16 años que parecían 14. 16 años en los que hizo que la Vuelta llegara a su puerto. 16 años en los que tuvo lealtad a sus jefes. 16 años en los que conquistó el mundo ciclista. 16 años en los que dio la cara por la oficialidá del asturiano. 16 años que fueron todo para él.

Chechu Rubiera nunca tuvo la calidad suficiente para ganar un Tour, una Vuelta o una Roubaix, pero tuvo la suficiente lealtad y humildad para quedarse más de 10 años a la sombra de Lance, sin recibir apenas flashes ni titulares, pero ganándose corazones.

Este asturiano, a los 37 años se va del ciclismo por la puerta grande, sin problemas ni discusiones con nadie, sin escándalos, haciendo lo que hizo toda su vida, ir por la sombra.

by vinadas1

Anuncios

Responses

  1. Un fuerte aplauso para este pedazo de corredor, que siempre fue de lo más sensato (al menos a la hora de hacer declaraciones). Pienso que sería un gran director … si quisiera, que parece que no.

    • La verdad es que sería un genial director, tendría muy buenas relaciones con los corredores, pero bueno, que yo creo que dio al ciclismo bastante


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: