Posteado por: vinadas1 | 23/07/2011

Por fin…

Bien, después de un largo parón he decidido volver a escribir un articulillo de ciclismo, y lo haré sobre este Tour, uno de los mejores de los últimos años, por mucho que puedan decir los panfletos de Contador.

Y es que estaba harto de que el de Pinto arrasara como en el Giro, que muy bien, más gloria para el deporte español, pero esto ya aburría; por fin han conseguido darle emoción a esto, me gustaría hacer un resumen abstracto de este Tour de Francia, pero quiero destacar el carrerón de un Samuel Sánchez que me dejó sin siesta y al borde del infarto todo el mes de julio, y es que mi paisano logró por fin su merecida victoria en el Tour con ese memorable descenso y posterior ascenso a Luz-Ardiden donde demostró la clase que tiene y que aunque Contador lo eclipse, también él sabe montar en bicicleta, y quisiera felicitarle también por estar en el podio de los Eliseos, que aunque no sea en un cajón al menos se traerá a Asturias una camiseta de lunares; ¡Ah! y tampoco me gustaría irme sin recordar que Samu se escapó en la mayoría de puertos de los grandes, ahí es nada, ¡QUE GRANDE ERES SAMU!

Y sin más presentaré mi visión de este Tour, en el que además de este asturiano que me tuvo al borde del colapso, brillaron unos gigantes por sus peleas por tener el mejor golpe de riñón, y es que se acabó la tiranía del inglés invencible, han llegado nuevas hordas amigo. Cuando la carretera se empinaba un belga casi desconocido tiraba hacia arriba, y tras disparar al palo en los Pirineos, logró un enorme triunfo en las montañas alpinas. Además de la gran revelación, un luxemburgués tuvo el coraje necesario para destronar a un español que se creía invencible y a un galo que se creció en casa vestido de amarillo, y que tuvo que perderlo en una de las cumbres míticas de este deporte, lo hizo hundido en lágrimas y con la impotencia de haber dado más de lo que sus piernas le habían ofrecido. Pero el gran triunfador fue uno de ahí abajo, de donde parece que no hay ciclismo, pero a donde se va por fin un Tour, de la mano de este australiano que ya estaba harto de palos y largueros, y que pese a que muchos le daban por decepción de la carrera (por ejemplo YO, craso error) logró imponerse pese a no tener un ciclismo vistoso, pero corrió como cierto navarro metiendo su ritmo infernal cuando la carretera se empina, enorme el Tour de este tío que cerca de la retirada consiguió hacer historia.

Por fin un mes de emociones nos deparó la carretera que hay detrás de los Pirineos.

Posteado por: vinadas1 | 01/04/2011

Het is Vlandeer

Los adoquines y la flecha viven una historia de amor, pero, como en la vida real, las historias de amor no son ideales como en el mundo de los cuentos; esta es una historia bañada en sudor, sangre y lágrimas, muchas lágrimas. Su mirada, la del que quiere coger lo que es suyo y se le resiste, y no por ello deja de luchar por conseguir sus sueños; su entrecejo fruncido denota un claro deseo de venganza, de volver a disputar la batalla; su pelo alborotado que algo va mal, pero que lo cambiará; el barro en la cara ehace ver que no hace mucho que probó el suelo, y las marcas de sangre sobre el maillot lo corroboran; pero lo que marca a este héroe es la expresión de la boca, la resignación da paso a la esperanza, y a intentarlo otra vez, a levantarse después de cada tropiezo, a no desfallecer tras más de 10 años de  lágrimas, esfuerzo y sacrificio, de demostrar que la grandeza no son las veces que se cae sino las que se levanta; señores, les presento a Jose Antonio Flecha,  un luchador nato, un rey sin corona .

Pese a todas estas lágrimas derramadas injustamente sobre los adoquines, Flecha nunca se rindió, y siguió luchando para conseguir su ansiado adoquín, muchas declaraciones de amor realizó el último romántico español, luchando contra un país en el que solo se valoran los triunfos de largo plazo, y como mucho, algún sprint suelto.

Flecha lleva 10 años en busca de SU Monumento, vive para ello, para coronar en cabeza el Koppenberg o el Kapelmuur y reinar en Flandes, o superar las murallas de Arenberg y del Carrefour del Arbre para dejar un rastro de lágrimas dulces en el velódromo del Infierno, en la misma Roubaix y llevarse a su Cataluña el ansiado adoquín.

Este hispanoargentino se ha encontrado una y otra vez con obstáculos que impedían conseguir sus ansiados objetivos, y con él se cumple la máxima de: “La Paris-Roubaix no se gana con suerte, pero sí se pierde con mala suerte”.  Barro, cadena, montoneras, lluvia… se han cruzado en su camino para hacer que la sangre y el sudor se gasten en vano, bueno, sólo le sirven para ganarse a toda la afición ciclista.

Ya desde pequeñito soñaba con los adoquines, se dormía escuchando el ruido de los coches al pasar sobre ellos y ello marco su futuro, pero este no estaba aquí, si no en la cultura flamenca, volcada con el ciclismo, volcada con los adoquines. Sus actos hablan por él, en su bici no pone Jose Antonio, ni Flecha; pone 4 letras que expresan la personalidad de este rey sin corona. “Pijl”, su nombre en flamenco van allá donde el mallorquín hace historia con resultados inéditos para España, y es que pese a la mala suerte se ha subido al podio en Flandes y Roubaix.

En fin, esta es la historia de desamor entre un adoquín y una flecha, y que aún está inacabada, y hay una pregunta en el aire; ¿unirán sus caminos algún día?

Posteado por: vinadas1 | 06/01/2011

Los viejos rockeros no se cansan

Sagan, Cavendish, Schleck, Velits, Boasson Hagen, Nibali, Gesink, Kreuziger, Martin, Hesjedal… estos nombres pueden sonar a que el relevo generacional del ciclismo está ahí y que la Vieja Guardia no tiene nada que hacer frente a las hordas de veinteañeros que llegan a comerse el mundo.

Armstrong y su fallido regreso no hizo más que aportar datos a la teoría de que el ciclismo actual está monopolizado por ochenteros, y también alguno de los 90 que se empieza a colar. Pero no, nada más lejos de la realidad, la Vieja Guardia está más viva que nunca.

Esto se ve reflejado claramente en las volatas, no hay nadie que pueda parar a los Freire, McEwen, Hushovd o Pettachhi, y las nuevas generaciones tienen suerte, Bettini ya se retiró, si no también le habría quitado parciales a los Cavendish, Haussler, Farrar o Greipel. Estos veteranos treintañeros parecían apagados, pero todo lo contrario, este año ha sido el del renacimiento de un Pettacchi al que las malas lenguas daban por acabado y una continuación de las magníficas temporadas que está realizando Óscar Freire que demuestran que el objetivo del cántabro de llegar a disputar Londres 2012 no son los delirios de un abuelo que sueña despierto. El colofón a la temporada de la Vieja Guardia lo puso un sorprendente Hushovd que se hizo con un expléndido final de temporada y el que si parece que está en decadencia es Robbie McEwen, el australiano volador.

Los viejos rockeros han conseguido este año grandes resultados, entre los que hay que destacar la Milan-San Remo y la Paris-Tours de Freire, la regularidad del Tour ante todo pronóstico de Pettacchi o el inesperado Mundial de Hushovd. Pero no parece que vaya a ser el último año que estos 4 abueletes vayan a seguir dando guerra, ninguno tiene pensado dejar de dar pedales este 2011, Geox, Rabobank, Garmin y Lampre tendrán el honor de tener en sus filas a unos ciclistas históricos que no dejan de reescribir su historia.

Pero si los sprinters mantuvieron su supremacía, el veteranísimo Vinokourov decidió no ser menos, y regresó de su sanción más fuerte que nunca, ganando la Lieja-Bastoña-Lieja en una demostración de poderío total y una etapa del Tour, impresionante bagaje para un tío de 37 años que recientemente estuvo 2 sin correr.
Los ases de la alta montaña tampoco quisieron ceder su reinado ante los jóvenes; Basso, Sastre, Mosquera, Garzelli, Simoni, Evans y Scarponi lucharon duro este año por lograr mantener los emporios que construyeron con cada gota de sudor cuando empezaban en el ciclismo. El que mejor temporada hizo fue Basso con un Giro en sus piernas. Garzelli tiró de casta para ganar en la Tirreno, Scarponi supo jugar sus bazas para lograr sendos parciales en Giro y Tirreno, Eze estuvo a punto de arrebatarle a Nibali la Vuelta, pero la Bola del Mundo pudo con el gallego; Cadel Evans se llevó la Flecha Valona y una etapa de la Corsa Rosa; los único que no supieron parar las acometidas de los jóvenes fueron un Sastre que está de capa caída desde que lograra el Tour allá por 2008 y un Gibo que enterró las lágrimas más dulces de su carrera en su monte, en el Zoncolán donde nació su leyenda, y donde también se apagó.
La pregunta está en el aire, ¿quién estará más fuerte este año, los jóvenes o la Vieja Guardia? Señores, la supremacía del ciclismo mundial está en juego, hagan sus apuestas.
by vinadas1
Posteado por: vinadas1 | 06/01/2011

Vuelta

Bueno, después de unos meses de relax, llevar el blog y sacar buenas notas es muy difícil de compatibilizar si quiero tener vida social, decido volver a escribir. Pero no será en exclusiva, lo he hablado con mi amigo Manu de Planeta Ciclista y le mandaré artículos periodicamente, que también subiré aquí. En breves subiré el último que escribí.

Saludos

Posteado por: vinadas1 | 06/11/2010

Premios PDP 2010

Desde PDP queremos dar unos premios anuales en los que se recoja la opinión de los lectores. Las encuestas se encuentran en la página Premios PDP 2010 y tenéis una semana para votar.

Esperemos que os guste esta iniciativa y que la apoyeis
Saludos.

Posteado por: vinadas1 | 05/11/2010

Carlos Verona, la nueva perla del ciclismo español

Es complicado hacerse un hueco en el profesionalismo del ciclismo, muchos ciclistas intentan asaltar esta categoría desde amateur durante años y años sin lograr nunca ser pros. Hombres con clase, garra y palmarés que se diluyen en el campo amateur hasta que se cansan y dejan el ciclismo.

Pero hay un chaval madrileño, que dio el salto hace unos días teniendo 17 años (aunque ahora ya tiene 18) desde el campo juvenil hasta el Burgos 2016, equipo profesional, este chico se llama Carlos Verona.

Comenzó hace poco en el ciclismo de competición (en 2005), aunque ya de niño hacía bici de montaña con sus padres. “El gusanillo por el ciclismo de competición no me llegó hasta el verano del 2004, que fue cuando vi este deporte como un deporte un poco más accesible de lo que me pensaba. Para mí es el mayor problema que tiene el ciclismo de base… que se ve como un deporte “diferente”, que no se practica en polideportivos, eso tiene que cambiar” confiesa Verona a PDP. Debutó en 2005 en una carrera en San Martín de Valdeiglesias (Madrid) y aún guarda un bello recuerdo de esa carrera: “Hice 5º, pero lo más impactante fue que aquel día el que entregaba los premios era Pablo Lastras (Movistar), quién me iba a decir que 6 años después compartiré pelotón con él.” Empezó siendo un ciclista vulgar que aparecía poco por los podios, hasta que en cadetes iba a por la montaña ganando alguna vez, y logrando su primer triunfo hace 2 años, al final de su 2ª temporada de cadete. Siempre le marcó ser de los más peques de la categoría, al haber nacido en noviembre, partiendo en desventaja con chavales de enero o febrero.

Pese a ello, en junior explotó ganando la Vuelta a la Sierra Norte, en Ugao y el Campeonato Madrileño de CRI siendo de primer año, haciendo bronce en el nacional de ruta disputado en Asturias. Este año acumuló victoria tras victoria siendo un fijo en la selección nacional corriendo pruebas del nivel de la Roubaix, el Mundial o el GP Varesino. Todas estas victorias y apariciones internacionales llamaron la atención de los clubs más punteros a nivel amateur, recibiendo la llamada del Burgos 2016, lo que, sin duda para él es el mejor momento de su carrera: “Me quedo con el fichaje del Burgos, supongo que porque es lo que tengo más reciente… pero me siento realmente afortunado, y con una oportunidad delante de mí que no quiero dejar escapar. Es otro sueño cumplido que se va a perpetuar en el tiempo (en principio, 3 años) y ademas a traves del cual podré intentar cumplir los siguientes.”

Este madrileño no se sube a la parra, y tiene claro que para mantenerse aquí va a necesitar modestia, mucha modestía: “No me veo ganando este año, ni dentro de tres. Creo que a pesar de haber dado este salto gigante, hay que seguir caminando poco a poco… todo tiene sus tiempos, y creo que hay que ir poco a poco… este año con acabar ya estaría bien, al año que viene un poquito mejor, y al siguiente mejor aún. Pero el ganar todavía queda muy lejos, eso si, trabajaré a conciencia para que ese día llege lo antes posible.” De todas formas este madrileño no se duerme en los laureles, y no deja los estudios pese a tener 3 años seguros en el campo pro y una progresión bastante grande que hace que parezca que será uno de los grandes del ciclismo. Está estudiando Marketing y lo lleva bien: “Yo creo que compagino ciclismo y estudios bien, la verdad… entrenar, el día que más (hasta el momento) son 5 horas entre unas cosas y otras… te quedan 19 libres. Creo que es perfectamente compatible eso si, si tienes flexibidad de horarios, es por esto que yo he decidido estudiar la carrera universitaria a distancia, para poder respetar los tiempos de entrenamiento y no ir todo el dia asfisiado. Por la tarde… en vez de descansar viendo la televisión, me siento en mi escritorio y le dedico un rato a la universidad, creo que es una practica sana, te permite pensar en algo más que en la bici, y además te da una estabilidad muy importante en la vida, y es la de tener la certeza de que si esto se acaba, tienes algo más.”


Este madrileño que parece será el futuro del ciclismo español tiene la calidad suficiente para dar que hablar estos 3 años que permanecerá en la escuadra burgalesa. Se siente muy afortunado, y es que correrá al lado de los ciclistas de los que es fan “No soy una persona de pedir autografos, seguramente aprovecharé la ocasión para entablar un rato de charla con ellos, creo que ellos son los mejores maestros, y hay que aprovechar la ocasión… escuchar sus consejos será lo mejor que pueda hacer si es que los encuentro.” Confiesa Verona a PDP.

Ésta es la esperanza del ciclismo en España, desde PDP le deseamos los mayores éxitos a este madrileño, y que le vaya muy bien por el campo pro, que se lo tiene merecido.

 

by vinadas1

Posteado por: vinadas1 | 22/10/2010

Los anuncios de la vuelta

1999, de gaiteros va la cosa
Y aunque esta Vuelta empezara en Murcia la música de Hevia pesó y mucho, siendo el anuncio en tierras astures. Es uno de los mejores anuncios de la Vuelta (soy asturiano, aquí no puedo ser imparcial)

2000, ¿Quién le dio sentido a nuestro amor?
Esta pegadiza canción es la base de una historia del amor por unos niños al ciclismo en la ciudad de Málaga, salida de la Vuelta. Otro buen anuncio.

2001, Salamanca respira ciclismo
Este anuncio parece más bien una promoción turística de Salamanca que un anuncio ciclista, es bastante peor que sus precedentes:

2002, ¡Que el ritmo no pare!
Esta famosa canción fue la melodía que acompañaba al maillot oro por Valencia, la Ciutat de las Artes y las Ciencias sería testigo del paso de la Vuelta. Este anuncio es mejor que el del año pasado, pero iba a haber un salto cualitativo inmenso tras él.

2003, Carrera de chapas por Asturias
Hevia vuelve a la Vuelta para poner música al, para mí, segundo mejor spot de la última década. Con su canción más famosa unos guajes juegan a las chapas, de las que salen ciclistas que pedalean en los lugares más emblemáticos del Principado.

2004, De León, al cielo
En el mejor spot de la Vuelta Melendi pone música a la historia de un niño que crece con unos pedales en los pies y con la inestimable ayuda de su abuelo. El gesto final emociona aunque sea la vigésima vez que lo veas, sin duda, es el mejor.

2005, Compartiendo ilusión
Es un buen spot, pero tenía un listón demasiado alto. Este chico granadino entrena duro para ser ciclista, y demuestra que el ciclismo ilusiona a grandes y pequeños. Buena canción, aunque de un grupo bastante desconocido

2006, Banderas de ciclismo
Desde Málaga Nena Daconte nos cuenta la historia de un chaval que lleva mensajes por toda la ciudad, dejando una moraleja interesante: “El camino es tu meta”

2007, Es una verdadera hazaña
Esta canción de Hanna es la base de relatos de amor por el ciclismo, desde Vigo salía la Vuelta, y los vigueses, creen en el ciclismo, por los sueños, por las ilusiones…

2008, Por el Angliru
En un spot que baja la calidad la gente lleva mensajes en las camisetas. Algunos son llamativos, pero todos incitan a seguir la Vuelta.

2009, Merezco
En un anuncio que roza la orterada intentando copiar los anteriores, una rueda cae por las calles de una ciudad mientras la gente la persigue. Bastante malejo.

2010, Y Sevilla, Sevilla, Sevilla
Anuncio futurista que está bien, mezclan imágenes de bicicletas dejando estela por una gran ciudad con Preciados en concierto. No está mal

A ver que nos deparan los próximos años, espero que vuelvan a los anuncios de 2003, 2004, 2005 y no sigan por la línea mediocre que llevan en estos últimos años. La Vuelta es una gran carrera y por ello debe mostrar todo su potencial desde el primer anuncio hasta el podio final.

Posteado por: vinadas1 | 17/10/2010

Sólo quedan Lombardía y Flandes

Este artículo no está sacado de 1580 ni me he pasado jugando al Empire hasta confundir realidad y ficción. Esto, como todo en este blog, tiene que ver con el ciclismo.

Históricamente se demostró que los españoles no somos aptos para clásicas, pero, un día, salieron de la nada dos superclases, un cántabro, un murciano y un argentino-catalán dispuestos a cambiar la historia. Freire en los sprints de todos los colores, largos, que pican hacia arriba… Valverde se convirtió en el ardenero por excelencia hasta que el CONI  se lo cargó de escena y Flecha, amante de Flandes y de todo lo que ello conlleva, pavé, barro, dureza, vlaam, pasión…

Estos 3, con ayuda de otros cracks no tan clasicómanos (Samu Sánchez, Barredo…) derrumbaron muros y tomaron fortines belgas, italianos y franceses nunca antes pisados por un hispano. Miguel Poblet fue el pionero de las clásicas en España, ganando la Milan-San Remo y la Milan-Turín, pero fue el único español en un mar de centroeuropeos hambrientos de gloria pasajera de un día.

Pero aún quedan dos fortalezas en las que aún no pusimos la pica, Flandes y Lombardía. Tiramos al palo en Lombardía con Samu Sánchez pero nadie consiguió ganar en Como, por mucho que lo intentamos siempre hay algún foráneo que llega mejor de forma. Donde no hay forma es en Flandes. Ni en su vuelta ni en Roubaix somos capaces de ganar, son territorio centroeuropeo y es un coto cerrado para los españoles. Flecha nunca puede ganar debido a caídas o pinchazos y en el horizonte no se vislumbra ningún posible rey de Flandes

Hay que ser un grande para aguantar muchos años a la sombra de las estrellas, haciéndoles brillar sin que tu cara no aparezca en los medios menos en fotos de grupo, siendo admirado en tu tierra y por cuatro fans, aguantando fielmente a la sombra de uno de los más grandes sin levantar una palabra, alcanzando la máxima confianza en uno de los hombres más mediáticos del mundo, atendiendo a todos y cada uno de sus seguidores en las carreras, firmando miles de autógrafos y posando para infinitos flashes; en fin, ser, durante muchos años, el mejor gregario del mundo.

Este hombre tiene nombre y apellidos, bueno, mote y apellido, Chechu Rubiera, y también tiene patria, Asturias; y reconocimiento, el de Lance Armstrong, Levi Leipheimer y todos aquellos que corrieron con él, tiene valores que no tienen precio: lealtad, fidelidad, amistad…

16 largos años duró su carrera, en los que fue partícipe de 7 Tours de un texano que tuvo un sueño, 16 años de los que se recordarçan un par de victorias parciales en el Giro y un par de Narancos, pero poco más; 16 años que cambiaron la vida de un gijonés que llegó al mundo del ciclismo sin nombre y salió hecho todo un caballero homenajeado por los más grandes. 16 años en los que logró que todos los ciclistas de su tierra vieron en él un ejemplo a seguir. 16 años en los que se ganó el cariño de toda Asturias. 16 años en los que hizo cientos de amigos en el pelotón. 16 años que parecían 14. 16 años en los que hizo que la Vuelta llegara a su puerto. 16 años en los que tuvo lealtad a sus jefes. 16 años en los que conquistó el mundo ciclista. 16 años en los que dio la cara por la oficialidá del asturiano. 16 años que fueron todo para él.

Chechu Rubiera nunca tuvo la calidad suficiente para ganar un Tour, una Vuelta o una Roubaix, pero tuvo la suficiente lealtad y humildad para quedarse más de 10 años a la sombra de Lance, sin recibir apenas flashes ni titulares, pero ganándose corazones.

Este asturiano, a los 37 años se va del ciclismo por la puerta grande, sin problemas ni discusiones con nadie, sin escándalos, haciendo lo que hizo toda su vida, ir por la sombra.

by vinadas1

Posteado por: vinadas1 | 06/10/2010

10 ceros y un 5

0.00000000005, un número desmesuradamente pequeño, 10 ceros a la derecha de una coma, menos que una millónesima… Ese ínfimo número tiene en jaque el ciclismo español, y es que su máximo exponente, Alberto Contador, tenía en sangre esa mínima cantidad de clembuterol.

Ni quiero ni puedo entrar en detalles biofísicos y bioquímicos del asunto ya que ni pretendo ni tengo conocimientos para atacar el positivo ni decir de donde proviene la sustancia, solo un breve comentario sacado de todos los artículos y entrevistas que leí; esta cantidad es ínfima, el cuerpo humano no la nota y, además, fue descubierta en un laboratorio alemán; si, por una casualidad hubiese sido analizada en los de España o Italia no aparecería esta sustancia ya que no poseen la suficiente precisión como para detectar esta ínfima cantidad de moléculas.

Bien, a Alberto Contador se le ha venido el mundo encima, pese a tener el apoyo de UCI y de la mayoría de los medios nacionales e internacionales; pero el pinteño se enfrenta a dos grandes problemas:

  • La nula gana de informarse de la población: Que quiero decir, que a la mayoría de los españoles el ciclismo no les importa lo más mínimo excepto durante el Tour y el Mundial se limita a leer los titulares de Marca, AS, El Mundo… o a escuchar la poca información que puedan dar en televisión, por lo que solo se quedan con el llamativo titular de que Contador dio positivo en cierta sustancia prohibida, lo cual hace que desconfíen del pinteño y que para ellos el ciclismo sea sinónimo de dopaje, lo que hace que crezca la desconfianza en este deporte, no llame a los patrocinadores, siga con poca cobertura mediática… es la pescadilla que se muerde la cola.
  • La envidia francesa y yankee: Esto está empezando a mosquearme, y mucho. Los franceses no aguantan a los ciclistas españoles, y menos a Contador. L’Equipe es un nido de víboras que ataca por igual a equipos, corredores, directores… por el mero hecho de haber ganado los últimos 5 Tours y hacer que ningún francés pueda brillar por luz propia. El rotativo galo no deja de publicar artículos, entrevistas… en contra del ciclismo español, intentando desestabililzar a los equipos y a sus corredores, y como no, el blanco de todas sus críticas es Contador. Le acusan de dopaje cada poco, Prundhome tampoco le tiene en su lista de amigos, ya que no le dejó reeditar su victoria del Tour’07 por dopaje en el equipo. Y luego, como no, los yankees, como no puede ser de otra forma quieren ser los mejores en todo, pero absolutamente en todo, no solo en el ámbito deportivo. En ciclismo eran félices con Lance Armstrong que ganó 7 Tours y que llevaba las 13 barras y las 50 estrellas por todo el mundo ciclista siendo el hombre que más veces ganó el Tour. Y llegó Contador, y con 28 años se sitúa a 4 de Lance, y parece totalmente factible que le supere. Además, la humillación del tejano este año, y que pese a estar con Bruyneel y tener favoritismo el pasado solo quedase 3º por detrás de Alberto Contador y Andy Schleck. Por eso Contador y sus logros levantaron ampollas en territorio yankee y el New York Times se apunta a difamar sobre Alberto hablando de transfusiones de sangre sin pruebas aparentes. Como se nota que gabachos y gringos no tienen ahora mismo materia prima para eclipsar a España en la mayoría de deporte.

Por ello desde aquí, desde esta humilde plataforma quiero gritar a los cuatro vientos por la inocencia de Contador y denunciar las difamaciones que franceses y estadounidenses hacen por envidia a la supremacia del deporte español, especialmente el ciclismo.

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.