Posteado por: vinadas1 | 17/08/2010

El ‘no’ Tour de Pereiro

Óscar Pereiro era un buen gregario que de vez en cuando se llevaba alguna clásica pequeña, un parcial; hasta 2006 su mayor logro fue ser el hombre más combativo del Tour 2005. Ese año fue su primer y único gran año.

En la 13ª etapa el potente Phonak de Floyd Landis dejaba a una fuga de 6 hombres llegar a Montelimar con más de media hora sobre el pelotón, ganando Jens Voigt la etapa y vistiéndose Pereiro de amarillo para que el Phonak pudiera descansar un poco y que el Caisse d’Epargne llévase la batuta de la carrera. En Alpe d’Huez Landis recuperaba el amarillo y el americano esperaba poder mantenerlo hasta París, pero en la etapa siguiente que pasaba por el Galibier y la Croix de Fer Landis sufría una pájara de las que marcan cátedra y perdía más de 10 minutos con un Pereiro que volvía a vestirse de amarillo. En la 17ª etapa, la de Morzine, Landis atacó desde lejos y fue abriendo brecha con un pelotón totalmente permisivo del que solo tiraba un débil Caisse. Landis se volvió un duro enemigo en la última etapa montañosa quedándose a escaso medio minuto de Pereiro. En la crono final pese a los ánimos que recibieron Pereiro y Sastre (ambos en el podio) el gallego fue superado por Landis y el abulense por Klöden.

Lo que de verdad marca de un Tour; abrazarte con los tuyos vestido de amarillo después de la última crono, brindar con tu equipo llegando a París, ser el centro de todos los flashes en la Ciudad de la Luz, entrar con los brazos en alto con los ojos inundados de lágrimas en la meta de los Campos Elíseos, emocionarte escuchando el himno de tu país subido al podio cara a cara con el Arco del Triunfo… lo vivió Floyd Landis.

Óscar Pereiro se limitó a firmar contratos multimillonarios con el Caisse y Astana y a recibir más de un año después de que el 26 de junio de 2006 se descubriera el dopaje de Landis en la etapa de Morzine, el maillot amarillo que le acreditaba como ganador, pero los recuerdos de aquel Tour son de impotencia y es que llegar de amarillo a París no tiene precio, es el sueño de todo chaval que se inicia en el ciclismo.

by vinadas1

PD: Desde Pedaladas de Pasión vamos a lanzar un especial previo a la Vuelta a España la próxima semana, si quieres que tu blog, web, marca… aparezca en sus páginas ponte en contacto con nosotros en pedaladasdepasion@gmail.com

Anuncios

Responses

  1. Fue el principio del Fin de su carrera….si hubiera entrado de amarillo en París la cosa sería distinta…pero ese tour y la caída tan grave que sufrió acabaron psicológicamente con sus piernas…Una pena pero es admirable el intentarlo hasta el final….

    • La verdad es que tienes toda la razón del mundo, Pereiro perdió todo tras ganar este Tour y su grave caída; era un buen gregario y este año parece que se recuperó un poco en el Astana, pero hasta esta temporada estuvo arrastrándose cobrando un sueldo millonario.

  2. Aseguró su futuro…..creo que en el fondo sabía que el no era un corredor para ganar el tour, por lo que aprovechó la ocasión….

    • Logicamente hizo bien sacando todo el partido que pudo a esa “suerte” que tuvo ganando el Tour que sin la fuga milagro no hubiera ganado ya que no atesora la capacidad suficiente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: