Posteado por: vinadas1 | 22/07/2010

Tour y Giro a tope, ¿se puede hacer?

Parece difícil que un corredor tenga sus picos de forma en mayo y julio, ya que parece difícil mantener el pico desde el principio de mayo hasta el final de julio, y es más complicado aún, si cabe, acabar con el pico de forma a finales de mayo o principios de junio y que empiece el siguiente a mediados de julio, aunque el subidón lo alcance en la segunda semana del Tour. Pero, la historia, demuestra lo contrario, y es que siempre hubo gente que forma parte de la leyenda del ciclismo, rompió las normas de la lógica y la fisiología humana.

Coppi lo logró en 1949 y 52

El gran Fausto Coppi hizo el doblete esos dos años. En 1949 se vistió de rosa tras la épica carrera Cuneo-Pinerolo con su más que mítica fuga de 149 kms. en solitario y que pasó a los anales del ciclismo; en el Tour el italiano se vistió de amarillo también a pocas jornadas del final, en la etapa Briançon-Aosta. Decir que en este año solamente hubo 18 días entre el final de la carrera transalpina y la ronda gala, lo cual facilita un poco la longitud de un extenso pico de forma.

1952 fue el año de su segundo doblete; en el Giro Coppi se vistió de rosa en la etapa 10, una larga etapa de 285 kms. con final en Venecia y el Tour lo ganó gracias a una exhibición en Alp d’Huez (etapa 10). Decir que entre las dos grandes vueltas hubo 17 días de descanso, lo cual facilitó el tema, pese a todo, Coppi es un mito del ciclismo gracias, en parte, a estos dos dobletes.

Anquetil en 1964

Jacques Anquetil entra en este selecto club de corredores al haber hecho un único doblete, mérito más que suficiente para que tu nombre se mantenga en los libros de ciclismo hasta la posteridad. Anquetil se hizo líder en la 5ª etapa del Giro tras una crono individual de más de 60 kms. y no soltó el rosa pasando por encima de montañas, tiffosis y una legión de ciclistas italianos. El Tour le costó un poco más al galo, ya que tuvo que pasar por encima de un Bahamontes que quería su segundo Tour, cogió el amarillo en una CRI (etapa 17) y no lo soltó más. Entre el fin del Giro y el principio del Tour pasaron 15 días.

El Caníbal en 1970, 72, 74

Como no, Eddy Merckx, El Caníbal, tiene el récord de dobletes, con 3, y es que nadie alcanza el trío como él.

En 1970, su primer doblete, Merckx ganó ambas carreras con autoridad, con diferencias abismales con el 2º (3’14” con Gimmondi en el Giro y 12’41” con Zoetelmek en el Tour) Entre ambas carreras hubo 13 días.

1972 fue un año de alegrías para los belgas, y es que entre los éxitos de Merckx la selección de fútbol eliminó en cuartos de la Eurocopa de la todopoderosa Italia y cayó en semis de la Eurocopa disputada en Bélgica. Volvamos al ciclismo, en el Giro Merckx voló por encima de Fuente para vestirse de rosa en Catanzaro y no soltar la prenda hasta la meta de Milán. En el Tour agrandó su leyenda al sacarle 10’41” a Gimmondi y al ser la edición con el maillot amarillo menos repartido (lo vistieron Merckx y Guimard)

En 1974 Merckx estuvo a punto de quedarse sin Giro, y es que en medio minuto tenía a dos corredores en la clasificación general final (Baroncheli 12″ y Gimmondi 33″). El Tour fue el último intento de pasar del 2º peldaño de podio de París de Poulidour, pero esta vez el galo dio con un potente Caníbal que impidió que el eterno secundón ganase lo que la historia le debía. Pese a todo Raymond Poulidour y López Carril quedaron a 8 minutos largos (8’04” el galo y 8’09” el español del belga, para muchos, mejor corredor de la historia.

Y es que El Caníbal dio la vuelta a todo tratado fisiólogico, desde la antigua Grecia hasta los avances del siglo XX como más tarde demostraría, el ser humano es extraordinario.

Hinault en 1982 y 85

El otro galo que aparece en esta colección de leyendas del ciclismo hizo un doble doblete, con 3 años de diferencia entre uno y otro. En 1982 ganó el Giro sin mayores problemas, aunque ni él ni su equipo dieron los síntomas de autoritarismo de Merckx o Coppi. El Tour se lo llevó con gran autoridad y con más de 6 minutos de ventaja sobre Zoetemelk

1985 fue el año de su segundo doblete; Hinault le ganó el Giro a Moser por 1’08” teniendo que aguantar que un tiffosi enloquecido le tirara vinagre a los ojos para hacer que ganara el ídolo local. En el Tour se impuso por un minuto y medio al americano LeMond

Roche en 1987

Aunque parezca mentira, el irlandés que no tiene ni la mitad de reputación que sus compañeros de doblete entra en este selecto club, y es que hizo coincidir su única victoria del Tour con su única victoria en el Tour. Roche ganó autoritariamente, aunque Visentini, en un espejismo que duró dos días, hizo parecer que el irlandés no se llevaría el amarillo a su tierra. El Tour lo ganó con 40 segundos de ventaja sobre Pedro Delgado, el español se llevó el amarillo en Alp d’Huez a 5 etapas de París y el irlandés lo recuperó en la crono final de Dijon, la penúltima etapa.

Miguel Indurain en 1992 y 93

Como no, uno de los dos ciclistas más mediáticos de los 90 entra en este selecto club, y es que el navarro hizo dos dobletes, el único de la historia que los hizo seguidos. El Giro del 92 ganó con toda autoridad, vistiendo la maglia rosa desde la 2ª etapa y sacando más de 5 minutos a Chiapucchi. En el Tour se vistió de amarillo en Sestriere y le sacó más de 4 minutos al italiano Chiapucchi, que fue 2º en ambas carreras.

En 1993 Indurain le arrebató el rosa a Bruno Leali, el gran luchador, en Carvara en la etapa 14 y le arrebató la gloria al letón Ugrumov a 58 segundos. En el Tour el navarro rompió con todo y se impusó con una renta de 4’59” sobre Rominger

Il Pirata en 1998

El ciclista que, probablemente más diera que hablar en los últimos años. El año antes de que el castillo de naipes que era su casa se derrumbase Il Pirata probó las mieles de la gloria doblemente. Se impuso con autoridad y sobriedad, con un minuto y medio sobre Tonkov. En el Tour superó al Poulidour de los 90, Jan Ullrich dando una auténtica exhibición de ciclismo de ataque el Les Deux Alps.

Y estos son los visionarios que fueron más allá de las leyes de la biología y de la fisiología y mantuvieron un pico de forma durante casi 3 meses llevándose dos de las tres vueltas más importantes del mundo.

Aunque lo nunca nadie hizo en la historia fue ganar Giro, Tour y Vuelta en el mismo año, es decir, un triplete con 5 meses entre principio y final. ¿Habrá alguien capaz de reventar los registros y entrar en la historia del ciclismo por la puerta gigante?

by vinadas1

Anuncios

Responses

  1. Por poder ser puede….lo que pasa es que hoy en día da mas dinero y publicidad si ganas el Tour que si ganas el Giro…por eso no hay gente que corra las dos y vayan a tope…

  2. De no mediar la OP, yo pienso que Ivan Bassol o habría podido lograr en 2006.

    Respecto a la última pregunta, ya te adelanto que es imposible. Si el mismo Caníbal no pudo, dudo mucho que alguien pueda ganar las 3 el mismo año.

    • Evidentemente es muy complicado, pero en un futuro a largo plazo el ciclismo puede dar mil vueltas, quizá desaparezca, o quizá venga alguien más burro que Merckx y lo consiga, ¿quién sabe?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: