Posteado por: vinadas1 | 13/05/2010

Ullrich, demasiado talento para un triste Tour

Jan Ullrich (Rostock, RDA; 1973) estaba llamado a marcar cátedra y partir el bacalao en su generación. El teutón era un todoterreno al más puro estilo Indurain (salvando las distancias, evidentemente) y parecía que iba a heredar la tiranía del navarro en la ronda gala tras unos años de transición. Su retirada fue indigna para su talento, viéndose salpicado por la OP y tirando piedras contra el tejado del Telekom, el equipo que fue todo para él.

Cuando aún era un crío de 23 años presentó su firme candidatura a ser el boss de su generación quedando subcampeón del primer Tour post-Indurain (1996) ganando una etapa (la última CRI), a tan sólo 1:41 del danés Bjarne Rijs, quedó por delante del propio Miguelón, de Jalabert… Fue el primero de sus 3 Tours de jóvenes consecutivos.

En 1997 dejó de ser una gran promesa para lograr el mejor año de su carrera con 24 primaveras, ganó el Tour de Francia (evidentemente también fue el mejor joven) y se llevó de Francia 2 etapas (Ordino y una CRI). Fue además campeón alemán. Fue la primera y última vez que escuchó el himno germano en los Campos Eliseos.

1998 fue el año de Marco Pantani, quien ganó el Tour a un hipermotivado Jan Ullrich que se llevó 3 etapas (2 CRI y Albertville) y fue 2º de la general y mejor joven.

1999 fue un gran año para el germano, no fue al Tour debido a una caída en la Vuelta a Alemania, preparándose a fondo para el Mundial, pasando por la Vuelta como preparación de cara a la cita arcoiris. El alemán venció en la Vuelta llevándose 2 etapas (Ciudad Rodrigo y la CRI final) y se proclamó campeón mundial contra el crono.

En 2000 inició su larga carrera a la sombra del texano Lance Armstrong, quedando en 3 de los 4 siguientes Tours a la estela del norteamericano, ganando una sola etapa en las 3 rondas galas, como no, una CRI. Ese año sin embargo escribiría su nombre con letras de oro en la historia del olimpismo, al quedarse a 8 míseros segundos de ganar la CRI con los Olímpicos de Ruta en el zurrón. Un sorprendente Ekimov le puso el único pero a las mejores Olimpiadas que se viera en muchos años (evidentemente en la modalidad de ciclismo).

2001 fue otra vez al palo, superado ampliamente por Armstrong, aunque volvió a quedar campeón del mundo en contrarreloj y campeón de Alemania.

2002 fue su año más amargo, tuvo un accidente de tráfico por conducir borracho y dio positivo por anfetaminas, razón por la que fue expulsado del Telekom, el equipo de su vida (1994-2002, 2004-2005) yéndose al Bianchi.

En 2003 fue nuevamente subcampeón del Tour aunque se impuso en la CRI final, quedando a 1’01” de Lance. 2004 fue un mal año para él, 4º en el Tour (su peor puesto) y ganando sólo la Vuelta a Suiza. En 2005 se colgaría el bronce en París y tuvo una despedida indigna para alguien de su talento. Salpicado por la Operación Puerto fue expulsado de su equipo durante el Tour 2006 (que no llegó a disputar por dicha trama contra el dopaje) declarando lo siguiente:

“Estoy muy decepcionado porque esta decisión no me fue comunicada personalmente, sino que fue enviada por fax a mis abogados. Me parece vergonzoso que, después de tantos años de buena cooperación y tras todo lo que he hecho por el equipo, esté siendo tratado como un número de fax.”

Y esta es la historia de un hombre con talento para marcar una época, pero que tuvo que vivir a la sombra del, posiblemente, mejor ciclista de todos los tiempos, Lance Armstrong.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: